El Madrid comienza a despedirse de la Liga
sábado , 23 septiembre 2017
Citas del mes

El Madrid comienza a despedirse de la Liga

Los de Zidane empatan en el Villamarín y están a cuatro puntos del Barça, con un partido menos, y del Atleti

El efecto Zidane en el Real Madrid sólo vale en el Bernabéu y con eso no basta para que el equipo blanco gane la Liga. En el Benito Villamarín, el Madrid empató y gracias y comenzó a despedirse del campeonato liguero. Sí, queda mucho, pero estar a cuatro puntos del Barça, con un partido menos, y del Atlético de Madrid es una distancia que para este Real parece complicado recortar. No es que los de Zidane jugasen mal ante el Betis, pero pagaron los primeros 10 minutos del partido en los que no se enteraron de nada y eso lo aprovechó el Betis para marcar. Un golazo de Cejudo en el minuto siete ante la pasividad de la defensa de un Madrid que tuvo que ir a remolque desde entonces.

betisvrealmadrid

Al Betis le bastó con esa intensidad, ese esfuerzo en el primer cuarto de hora para sumar un punto valiosísimo ante un Real Madrid que hasta que Modric no comenzó a funcionar, estaba perdido en el campo. Sobre todo, James y Danilo, titulares, que demostraron en la primera mitad por qué son suplentes. El colombiano estaba desaparecido y el lateral no defendía ni atacaba bien. Eso acabó siendo un lastre para los de Zidane que reaccionaron en cuanto Modric agarró el balón. El Madrid adelantó líneas y empezó a acercarse al área de un Adán inmenso. El Real, con un Cristiano que estaba más pendiente de reclamara faltas y penaltis, llegaba pero no marcaba. Todo pudo cambiar en el minuto 34 cuando el árbitro no señaló un penalti de Petros a Benzema. Ahí comenzó el show arbitral que acabó perjudicando por igual a los dos equipos con decisiones que acabaron influyendo en el resultado.

hi-res-75313c33b1773bd20a18714ec4182c62_crop_north

Con ese 1-0 se llegó al descanso y en la reanudación, el Madrid salió a por todas, apretando a un Betis que no quería saber nada de atacar, sólo se defendía. Con Modric desatado, las ocasiones blancas no paraban de llegar, pero Adán lo paraba todo. Zidane quitó a Danilo para que entrara Carvajal y el Real ganó en profundidad. Al final, tanta insistencia blanca tuvo el premio del 1-1 de Benzema en el minuto 71 a pase de James que estaba en fuera de juego que ni el árbitro ni sus asistentes vieron.

El Madrid tenía por delante 20 minutos para remontar y a eso se puso, pero no era la noche de los blancos y sí la del ex madridista Adán que parecía tener un imán en sus manos para que todos los balones fueran a sus manos, a su cuerpo o se iban fuera. Así iban pasando los minutos y el Madrid no era capaz de remontar para desesperación de sus jugadores y de Zidane que veía en la banda como la Liga se iba escapando. Al final, todos tuvieron que contentarse con eso porque pudo ser peor si el árbitro, otra vez el árbitro hubiese visto el pisotón de Varane a Ceballos que era el penalti, el mismo del que se quejaban los blancos sobre Benzema en la primera mitad. No acabaron ahí las desgracias béticas y la suerte blanca porque en el descuento, Rubén Castro tuvo la victoria local, pero su disparo se marchó fuera. Ahí murió un partido que deja al Real Madrid con la Liga muy cuesta arriba tras un empate que sabe a derrota en el madridismo

Fuente: Mundodeportivo

Deja tus comentarios