El Real Madrid gana con pólemica del VAR
Inicio » Deportes » El Real Madrid gana con pólemica del VAR

Cupones


El Real Madrid gana con pólemica del VAR

EReal Madrid ganó donde no lo merecía (1-2). Puede que en la primera vuelta hizo méritos para no perder en el Bernabéu frente al Levante.

Ayer no. Cobró ventaja tras un discreto primer tiempo, con un penalti justo cobrado por el VAR, y acabó imponiéndose con otra pena máxima que pareció en directo y las repeticiones pusieron en duda. Los de Levante fueron superiores, llegaron más, estrellaron dos postes, y reclamaron dos penaltis que a cámara lenta lo parecieron. Leña para la hoguera de la polémica arbitral.

Hará mal el Madrid en quedarse con el triunfo porque volvió a mostrar la cara fea, sin control y con poco fútbol. Uno se pone en la piel de Solari y no sabe bien a qué carta quedarse. Si hace rotaciones, malo. Remember Girona. Si mantiene el once de gala, lo mismo o peor, porque esperan otros ocho días de oro (Barça, Barça y Ajax) y nadie tiene la cabeza en el Ciutat de Valencia. Al menos, para recuperar la pelota. El Comandante y su pelotón granota, que asaltó el Bernabéu con su fútbol vertical y desbocado, es mal enemigo para jugársela al intercambio de golpes.

Con los carrileros disparados, exponiendo a sus tres centrales, que es mucho exponer porque es el equipo más goleado, el Levante hizo méritos para irse al descanso en ventaja. No fueron sólo los dos postes de Roger, el primero remachando un balón peinado por Rober Pier en jugada ensayada, el segundo en un mano a mano solo. Fue la sensación de desbordar por los costados, llegar con claridad, recuperar la pelota con rapidez. Superior, en definitiva. Además, se sintió maltratado porque Morales controló un balón diagonal y cuando Carvajal trató de recuperar la posición le agarró del brazo. Como el de Piqué ante el Valladolid. Entonces se pitó. Ayer ni acudió al monitor Iglesias Villanueva.

Sí que fue el árbitro a la tele cuando le avisaron de la mano meridiana de Bardhi tras un centro de Modric. El croata, el más interesado en pisar área rival junto a Vinícius, metió un buen centro y el medio levantinista se protegió. Avisaron desde el VAR al colegiado, que confirmó en la banda. Benzema convirtió engañando a Aitor, destacado en un remate previo y seco de ‘Vini’. De lo poquito potable del Madrid en ataque.

El oficio y no el juego concedió ventaja al Madrid en ese primer acto, pero tenía Solari mucho que corregir. No tocó el lateral izquierdo, propiedad de Reguilón por su aplicación defensiva. El chico no sólo se esforzó en taponar su sector, también corrigió una contra en inferioridad, bien colocado. El colegiado demostró que no tenía su día en una ocasión de Roger, concedida pese a hacer dos faltas a Varane, y en una mano del central. Tampoco fue a revisarlo por falta de aviso de Jaime Latre. Debió interpretar que tocó antes de cabeza Morales.

El crack del Levante convirtió una jugada normalita en un golazo. Cayó en diagonal entre Casemiro y Varane, apuró línea de fondo y metió el pase atrás, donde sabía que estaría Roger. Claro, que había que meterla. Y la metió. La más difícil. Anticipándose a Nacho para volear cruzado. Un golazo. Empate justísimo.

Cierto es que el Madrid dio un paso adelante tras el 1-1. Aitor hizo un paradón a Vinícius, que tiene de todo menos gol. Rapidez, descaro, regate, verticalidad. Pero tira al muñeco. Para colmo de polémica, tras una buena acción de Reguilón que acabó en córner, Iglesias Villanueva pitó penalti al interpretar que Doukouré pateó la tibia de Casemiro. Si Jaime Latre vio las mismas imágenes que el resto resulta difícil entender que no indicara al colegiado que lo revisara. Ya no estaba Benzema sino Bale, y el galés anotó. Se acercó Lucas a celebrarlo, pero lo quitó la mano. Gesto feo, de mal compañero. Lo contrario de quien se suponía llamado a liderar el proyecto tras Cristiano.

Fuente: Marca

Deja tus comentarios