La Luna es más ‘vieja’ de lo que creíamos
Inicio » Tecnología » La Luna es más ‘vieja’ de lo que creíamos

Cupones


La Luna es más ‘vieja’ de lo que creíamos

Hasta el momento se pensaba que la Luna tenía 150 millones de años, pero ¿es acertada?

El pasado 21 de julio se cumplían 50 años desde que el hombre pisó la Luna por primera vez. En aquel viaje no solo se plantó la bandera de Estados Unidos como demostración de que era una gran potencia sino que también se trajeron muestraspara estudiar más en profundidad nuestro satélite, su composición, la evolución del sistema solar y, también, la edad que tiene la Luna.

No fue la única misión Apolo que se plantó en la Luna, aunque en este caso trajo consigo 21,55 kilos de muestras a la Tierra. Así pues, gracias a las rocas traídas del satélite tenemos un nuevo estudio, realizado por el Instituto de Geología y Mineralogía de la Universidad de Colonia y publicado por Nature Geoscience, que ha dado su veredicto sobre la edad de la Luna y parece que es más vieja de lo que creíamos hasta el momento. El estudio de estas muestras es clave para aprender más sobre la formación del sistema solar y también del sistema Tierra-Luna. De hecho, saber la edad del satélite nos ayudará a entender mejor cómo y en qué momento se formó la Tierra y cómo ha evolucionado el sistema solar hasta nuestros días.

Las teorías sobre la creación de la Luna están centrados en que hubo un choque entre un planetoide del tamaño de Marte y la Tierra primitiva del que se desprendió una nube de compuestos magmáticos que terminaría siendo nuestro satélite. La Luna, en este primer momento, estaba cubierta por un gran océano de magma y esto lo sabemos gracias a los distintos tipos de roca que se crearon según se iba enfriando: «Estas rocas registraron información sobre la formación de la Luna, y todavía se pueden encontrar hoy en la superficie lunar», dice el doctor Maxwell Thiemens, exinvestigador de la Universidad de Colonia y autor principal del estudio. «Estas observaciones ya no son posibles en la Tierra, ya que nuestro planeta ha estado geológicamente activo a lo largo del tiempo. La Luna ofrece una oportunidad única para estudiar la evolución planetaria», añade el doctor Peter Sprung, coautor del estudio.

Pero, ¿cuándo se creó la Luna? La teoría que teníamos hasta el momento situaba la colisión 150 millones de años después de que apareciera el sistema solar. Si tenemos en cuenta que los investigadores creen que el sistema solar tiene 4.560 millones de años, esto situaría la creación de la Luna hace 4.350 millones de años. Sin embargo, este estudio apunta a que, en realidad, nuestro satélite tiene 4.510 millones de años, es decir, se creó apenas 50 millones de años después que el sistema solar y 160 millones antes de lo que pensábamos.

Hafnio-tusteno, clave en el estudio

¿Y cómo han llegado a esta conclusión? La clave está en que las muestras traídas por las misiones Apolo (no solo la 11) han ayudado a analizar la composición química de la Luna. Tras la colisión entre la Tierra y otro planetoide, saltó fuera de la atmósfera, pero aún en nuestra órbita, una nube de material magmático que terminó enfriándose, lo que le llevó a solidificarse y formar la Luna.

El estudio Formación de la luna temprana inferida de la sistemática de hafnio-tungsteno investiga estos dos materiales en la superficie lunar porque son un reloj radiacivo natural del isótopo hafnio-182 que se descompone en tungsteno-182. Teniendo en cuenta que la desintegración del hafnio en tungsteno solo duró los primeros 70 millones de años del sistema solar, pudieron combinar la información con experimentos en el laboratorio para llegar a la conclusión de que nuestro satélite empezó a ser sólido unos 50 millones después de que el sistema solar se formara: «Esta información sobre la edad significa que cualquier impacto tuvo que ocurrir antes de ese momento, lo que responde a una pregunta ferozmente debatida entre la comunidad científica sobre cuándo se formó la Luna», apunta el doctor Carsten Münker del Instituto de Geología y Mineralogía de la Universidad de Colonia, otro de los coautores del estudio.

«Los primeros pasos de la humanidad en otro mundo exactamente hace 50 años trajeron muestras que nos permitieron comprender el momento y la evolución de la Luna», indica Thiemens. «Como la formación de la Luna fue el evento planetario principal final después de la formación de la Tierra, la edad de la Luna proporciona un edad mínima para la Tierra también», concluye.

Fuente: hipertextual.com

Deja tus comentarios