Las 10 mejores novelas cortas que debes leer
jueves , 19 octubre 2017
Citas del mes

Las 10 mejores novelas cortas que debes leer

Existen historias de ficción que por algunas horas nos trasladan a un lugar que nunca imaginamos. Las mismas que sin ningún impedimento nos atrapan inmediatamente y hasta terminarlas, no dejamos de sentir la emoción de estar plenamente inmiscuidos en el relato.

En el libro clásico de José Emilio Pacheco, “Batallas en el desierto“, Carlos, un pequeño niño, se enamora de la mamá de uno de sus amigos. Sueña, vive y anhela estar con Mariana, aunque más tarde se dé cuenta que ella sólo lo mira como un niño ingenuo. O qué decir de “El Principito” que nos cuenta la historia de un piloto que sin más remedio debe caminar por el desierto y de pronto encuentra a un pequeño niño que vaga solo después de llegar por un asteroide.

Estas historias nos hacen sentir en otro mundo, pero sobre todo son un gran remedio para aquellos a los que les da miedo tomar un gran libro porque están seguros de que tardarán semanas en acabarlo. Una novela corta tiene las palabras exactas para emocionarnos en breves instantes y con gran maestría, los autores hacen que todo desaparezca mientras leemos su historia. Te presentamos algunas que lo han dominado con maestría.

“La metamorfosis”, Franz Kafka

metamorfosis

En la primera línea, esta novela nos ha atrapado y conquistado. Cómo olvidar la premisa que lo empieza todo: “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto”. Esas simples líneas nos hacen adictos a la novela y sin poder soltarla, debemos acabarla.

“El coronel no tiene quien le escriba”, Gabriel García Márquez

el_coronel_no_tiene_quien_le_escriba

Escrita por Gabriel García Márquez en París, esta novela fue rechazada por varios editores antes de que se publicara. Con un dominio de la economía de la escritura, Márquez logra brindarnos una novela pura y transparente sobre la injusticia y la violencia. Después de años de servicio, un coronel reclama a la patria todo lo que le debe, pero parece no haber respuesta.

“Noches blancas”, Fiódor Dostoyevski

noches-blancas

Narrada en primera persona por alguien a quien nunca le conocemos el nombre, esta novela nos cuenta la vida de un joven soñador y solitario que imagina cómo será su vejez llena de soledad. Por cuatro noches y una mañana, nos damos cuenta del gran cambio del joven, que de la desolación, logra encontrar a la mujer ideal, Nástienka, quien lo hechiza absolutamente.
 

“Bartleby, el escribiente”, Herman Melville

el escribiente

Este libro es considerado uno de los mejores de Herman Melville. Publicado en dos partes en la revista “Putnam” y más tarde en una compilación de historias de Melville, “El escribiente” narra la historia de Bartleby, quien es contratado por un abogado en su oficina de Wall Street. Bartleby, con una figura “pálidamente pulcra, lamentablemente respetable, incurablemente solitaria”, se niega a revisar un documento y ahí comienzan todas sus desgracias.

“Rebelión en la granja”, George Orwell

granja

Esta novela que tiene más significados simbólicos que cualquier otra, cuenta la historia de un grupo de animales de granja que se rebelan contra los humanos. Sin embargo, no falta mucho tiempo para que ese nuevo grupo a cargo vuelva a convertirse en una tiranía autoritaria. Escrita durante la Segunda Guerra Mundial, Orwell era un fuerte crítico a la dictadura de Stalin y esta novela hace un análisis a la corrupción que el poder provoca.

Mira el resto de los libros en la página 2

Deja tus comentarios