Libros no recomendables para personas tristes
jueves , 19 octubre 2017
Citas del mes

Libros no recomendables para personas tristes

Cultura colectiva elige 10 libros que a su parecer son libros tan tristes que las personas con cierta predisposición a la depresión no deberían leer.

Jorge Luis Borges ya lo sentenció: “Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído”. Así que si haces un recuento de tus libros favoritos, podrás darte cuenta cuál es tu personalidad y si te gusta el romance, la aventura, la ciencia ficción, la historia, el misterio o el drama. El género más leído sin duda es el drama, ¿será que nos gusta sufrir con historias que nos parecen ajenas, o simplemente nos gusta saber que hay peores dramas que los propios?

  1. Hombres sin mujeres, Haruki Murakami (2014)

54ef51084c6af

Se trata de siete relatos de hombres que se enfrentan a la pérdida de una mujer que puede existir tal cual o que fue sublimada. Hombres desolados que se reconstruyen para recuperar su identidad emocional y onírica en la reconciliación con sus recuerdos. No hay un dolor lacrimógeno ni un amor fantasioso, solamente la sola presencia/ausencia del abandono y del vacío existencial. No es la mejor obra de Murakami, pero sí nos recuerda lo mejor de sus inicios.

2. Flores en el ático, V.C. Andrews (1979)

libro_1256803804

Primer libro de la saga de Los Dollanger, que cuenta la historia de Cathy y sus cuatro hermanos, quienes tras la muerte de su padre son encerrados en el ático de la casa de sus estrictos abuelos. Los niños vivirán torturas, regaños y ofensas de su abuela y el abandono de su madre. Una novela cruda que explora el alcance de la crueldad humana y el sometimiento, el fin antinatural de la infancia y la imposibilidad de la redención humana. Engancha, inquieta y perturba, a veces con razón y otras sin justificación.

3. Los ojos del perro siberiano, Antonio Santa Ana (1998)

139009

Clásico de la literatura juvenil contemporánea que se introduce en la vida familiar de un chico de once años que narra el conflicto de su hermano mayor -Ezequiel- y sus padres, por una enfermedad incurable que contrajo. La brevedad del relato y el emotivo lenguaje logra hacer que reconozcamos el mundo que se nos revela. Nos enfrentaremos con la verdadera –y si se quiere inocente- condición moral y humana desde los ojos de un niño que es contrapuesta con la mirada adulta que mira con prejuicios.

4. Cometas en el cielo, Khaled Hosseini (2003)

Cometas_en_el_cielo-435022491-large

Amir se propone ganar la competencia de cometas para demostrarle a su padre que ya es un hombre responsable. Su fiel amigo, Hassan, lo ayudará a lograrlo. Sin embargo, un acontecimiento hará que ambos amigos se separen y se enfrenten con la peor de las pérdidas humanas: la amistad. Sin muchas vueltas, Hosseini presenta un relato conciso y ágil lleno de poderosas frases en un Afganistán que creíamos en otro planeta.

5. La carretera, Cormac McCarthy (2006)

28318776

Premio Pulitzer 2007, narra la historia de una tierra posapocalíptica donde los hombres cazan a otros para sobrevivir. Si pudiera parecer una simple novela de ciencia ficción, la habilidad profundamente descriptiva del autor no da tregua para la esperanza en medio del caos. Ahí caminaremos a cuestas con un padre y su hijo quienes, al parecer, son los últimos seres humanos con conciencia capaces de distinguir el bien del mal. Al padre lo mantiene vivo la idea de cuidar a su hijo –a nosotros es lo que nos hace continuar leyendo-. Cada párrafo envuelve al lector hasta dejarlo perplejo y desasosegado en una carretera interminable y atroz en la que nadie se compadece de nadie.

Mira el resto de los libros en la página 2

Deja tus comentarios