Esta es la clave para vestir bien en el trabajo esta primavera
Inicio » Moda » Esta es la clave para vestir bien en el trabajo esta primavera

Misa de hoy en Video


Esta es la clave para vestir bien en el trabajo esta primavera

La última colección de BOSS es la respuesta a todas las exigencias a nuestro armario en cuanto a estilismos de oficina se refiere.

El invierno, en la medida de lo posible, no supone ningún problema a la hora de lidiar cada mañana con el dilema del ¿qué me pongo? Las casi infinitas posibilidades que nos ofrece la fórmula del layering, o lo que es lo mismo, recurrir a sucesivas capas, nos permite diferentes combinaciones de prendas y de colores dentro de la tónica que el dress code de nuestra empresa permita. La cuestión radica en los meses sucesivos. ¿Cómo nos vestimos bien para ir a trabajar cuando las temperaturas empiezan a subir?

En muchos de los casos, el estilo más desenfadado lo tenemos que dejar para el fin de semana. De lunes a viernes acudimos a determinadas prendas que por su corte y su silueta encajan dentro de la categorización “de oficina”. Sin embargo, no tenemos por qué caer en la monotonía si sabemos acudir a aquellas firmas que saben darnos ese toque clásico y atemporal que puede transformar nuestro look con una sola prenda. Y una de ellas es sin duda BOSS. De cara al buen tiempo, la marca se hace eco de las necesidades de la mujer moderna y las plasma de una forma sublime en su última colección. Su máxima es la pureza de las líneas, inspiradas en la arquitectura californiana, y la sofisticación. Un minimalismo clásico que se construye a partir de prendas básicas capaces de dar una vuelta de tuerca a nuestro fondo de armario.

El trench es sin duda una de las piedras angulares de las propuestas de BOSS. Fiel a su pasión por el estilo imperecedero y por la exigencia en la confección, la firma reinterpreta la gabardina de una manera moderna y actualizada. Mientras que su hechura mantiene las líneas características de la sastrería, su silueta es fluida y relajada, con acabados que van de los tejidos técnicos ligeros a la elegancia de otros como el raso y el eterno algodón, modernizado gracias a su cualidad impermeable. Una apuesta por la comodidad y la estética contemporánea que convierte sus trenchs en una inversión segura para amortizar esta primavera: no hay básico de entretiempo más versátil ni sencillo de combinar con el resto de nuestros looks.

La gabardina se convierte así en una especie de lienzo sobre el que empezar a construir estilismos de oficina que parten de una gran variedad de prendas como pantalones sastre, faldas plisadas o vestidos. En su apuesta, BOSS mira más allá de los clásicos colores que tiñen este tipo de ropa y rompe el hastío con gamas cromáticas que se salen de lo habitual. ¿Por qué renunciar a la tendencia cuando puedes llevar algunos de los tonos más apetecibles del verano? El coral, el verde o el azul son tres opciones que funcionan tanto en looks monocolor como en fórmulas a contraste de lo más evocadoras. Además, también demuestran que los estampados de cuadros pueden tener otra vida, con túnicas y camisas ligeras y semitransparentes con corte al bies. La reivindicación definitiva de que la ropa de oficina puede ser al mismo tiempo sofisticada y divertida.

Fuente: vogue.es

Deja tus comentarios