Llevas toda la vida usando mal los polvos bronceadores y te contamos cómo hacerlo bien con este trucazo

Cupones


Llevas toda la vida usando mal los polvos bronceadores y te contamos cómo hacerlo bien con este trucazo

Apunta este truco para usar los polvos bronceadores porque va a marcar un antes y un después en tu maquillaje. Palabra de Eliecer Prince Naranjo, maquillador oficial de Guerlain en España.

Hay algo en lo que todas hemos pecado alguna vez: en abusar de los polvos bronceadores. Si no te ha pasado, ya eres una pro y este artículo no te interesa. Si estás en nuestro bando, sigue leyendo, que esto va a marcar tu maquillaje.

El verano nunca se inaugura el 21 de junio. Todas las marcas adelantan, como es obvio, sus lanzamientos de cara a la temporada estival y a nosotras no hacen más que crearnos absolutas necesidades. Hoy ha sido el turno de Guerlain. Además de volver a enamorarnos de los clásicos Terracotta, los polvos bronceadores que sientan bien a TODAS las pieles, también hemos conocido sus nuevos lanzamientos. Entre ellos, una base en stick perfecta para retoques o un iluminador efecto buena cara… de playa.

Pero lo que realmente nos ha marcado la mañana ha sido el truco que Eliecer Prince, maquillador oficial de la marca, nos ha dado.

La forma de usar los polvos BIEN para conseguir ese efecto ‘sun kissed’ y contorneado veraniego que huye de las líneas marcadas de Instagram que redibujan las caras en vez de embellecerlas.

Aquí, el objetivo es lo segundo. Eliecer nos invita a usar los polvos de la siguiente forma.

Para empezar, eligiendo bien tu tono y prestando a si tu piel es “cálida” o “fría”. Y después, aplicando los polvos bronceadores de fuera hacia dentro y no al revés. Así se consigue que el rostro no se vea comprimido por el efecto de los tonos oscuros y que la zona central quede iluminada.

Para dar el toque maestro de “como si hubieras estado en la playa, pero no”, da unos ligeros toques en las zonas en las que da el sol: zona central de la frente, parte alta de la nariz, mejillas (por debajo, pero difuminado hacia arriba) y mentón.

Acompaña esto con unos toques de hidratante en los pómulos y parecerás una sirena recién salida del mar. Apetece, ¿verdad?

Fuente: elle.com

Deja tus comentarios