Ringo resucita a John Lennon en mini reunion Beatle

Cupones


Ringo resucita a John Lennon en mini reunion Beatle

El baterista lanzó su versión para el tema compuesto por Lennon durante unas revitalizadoras vacaciones en las islas Bermuda, pocos meses antes de su muerte. Aunque ya se conocía el demo, Starr grabó una versión en estudio que contó con la participación de Paul McCartney.

La actualidad en torno a The Beatles gira sobre una revisión de su pasado. Como una suerte de arqueología del mítico cuarteto, cada cierto tiempo la discográfica EMI remueve las viejas cintas para ofrecer tomas alternativas, alguna rareza y satisfacer las ansias de novedades que demandan los fans y el mercado. Por ello, las ediciones aniversario del White Album y Abbey Road ofrecieron discos complementarios con tracks sacados directamente del archivo del célebre estudio en que los de Liverpool registraron gran parte de su material.

Por ello, no es raro que este fin de semana el exbaterista, Ringo Starr diera a conocer una composición que de alguna forma vuelve sobre la nostalgia. Se trata de la grabación, definitiva, de “Grow old with me”, una vieja canción escrita por John Lennon pocos meses antes de su muerte en 1980, que se conocía por el demo publicado en el álbum póstumo Milk & Honey, el que reunió las grabaciones finales del artista.

La versión de Ringo es un sencillo que será incluido en su nuevo album de estudio, titulado What’s My Name, En el espíritu de tributar a la magia Beatle, el músico convocó a Paul McCartney para que se ocupara del bajo y las voces de acompañamiento. En la producción estuvo alguien que conoció de primera mano la imaginería de Lennon: Jack Douglas, quien trabajó como ingeniero en el álbum Imagine, y estuvo a cargo de las sesiones de Double Fantasy, el último LP grabado en vida por John junto a Yoko Ono.

“Quería que Paul tocara en él, y dijo que sí -detalló Starr a NME-. Luego vino, tocó el bajo y canta un poco conmigo. Entonces John está en esto de alguna manera. También estamos Paul y yo. No es un truco publicitario. Esto es justo lo que quería. Y las cuerdas que Jack arregló para esta canción, si realmente escuchas, hacen una línea de ‘Here Comes The Sun’. Entonces, en cierto modo, somos nosotros cuatro”.

Cantar en la playa

“Grow Old with Me”, fue creada por Lennon durante su estancia de dos meses en el archipiélago de las Bermudas, en el atlántico. Allí llegó como una estrella de la música retirada del negocio, incapaz de acabar una canción en cinco años y agobiado de la vida en Nueva York. Atrás quedaban esos días en que componía éxitos casi sin proponérselo.

Pero al borde de los cuarenta años, el músico decidió darse un respiro. Junto a su hijo menor, Sean, viajó en yate hasta las islas. La sangre portuaria -su padre era marino mercante- le demandó tomar el timón. Enfrentó una tormenta en al mar, y casi vara. Pero él lo consideró lo más genial que había vivido en años (“me sentí como un vikingo”, dijo en una entrevista posterior) . La experiencia le hizo recuperar la vitalidad que tanto había perdido. Como un navegante que busca una joya enterrada en la playa, el artista por primera vez tenía la posibilidad de reencontrarse con su lado creativo, que yacía enterrado en el fondo de sí.

En dos meses, Lennon se relajó. Asistió a un club nocturno y se dejó llevar por la gente que bailaba al ritmo de los B-52. Aunque algunos le reconocieron, le dejaron en paz. A menudo tocaba la guitarra en una playa y a ratos simplemente deambulaba como un turista más -aunque con sigilo- por las calles de la ciudad de St.George. Otro día, en un jardín vio una hermosa flor cuyo nombre inspiró su último LP: Double Fantasy.

Además, al ser un territorio británico, aunque con paisaje tropical, el tráfico por la izquierda, los teléfonos rojos, los fish and chips, le debieron recordar su Liverpool natal que no visitaba hace más de nueve años. John estaba fascinado.

En la maleta, además de algunos libros, el músico se llevó consigo una pequeña grabadora portátil en la que registró todo lo que compuso. En su estadía creó nada menos que 25 canciones. Algunas de ellas, como “Woman”, “(Just like) Starting over”, “Beautiful Boy (Darling Boy)”, se registraron en estudio, mientras que otras como “Grow Old with Me”, quedaron inéditas.Algunas versiones y demos se editaron en la Antología del músico lanzada en 1998. El set completo, conocido como Bermuda Tapes, se lanzó en 2013 como un álbum interactivo disponible en app store.

“Jack me preguntó si alguna vez escuché The Bermuda Tapes, las demos de John de esa época…y nunca había escuchado todo esto -recordó Ringo a NME-. Y me encantó esta canción. La canté lo mejor que pude. Me va bien cuando pienso en John tan profundamente. Hemos hecho nuestro mejor esfuerzo”.

De alguna manera, el ejercicio recordó el trabajo que Starr, McCartney y Harrison realizaron sobre las cintas de “Free as a Bird” y “Real Love”, dos inéditas de John, en 1995. Bajo la producción de Jeff Lyne, los artistas completaron las grabaciones, con la adición de voces e instrumentos, las que se incluyeron en The Beatles Anthology. Se esperaba que también hicieran el mismo trabajo con un tercer demo. Ahí las fuentes difieren. Las más mencionadas son “Now and Then”, “Miss you” y “Grow old with me”. Pero la mala calidad del registro, y la negativa de George Harrison, dejaron el proyecto en los anaqueles.

Esta nueva versión se suma a la revelación que hace algunas semanas hiciera el escritor y experto en los Beatles, Mark Lewisohn a The Guardian. Allí detalló una conversación que los fab four tuvieron tras el lanzamiento del álbum Abbey Road, el que deja en claro que tenían algunos pasos en mente. Es decir, la historia no terminó donde la versión oficial lo asumió. Pero ello simplemente, nos vuelve a resoplar una y otra vez, cuan relevante es la obra de los de Liverpool para la música popular.

Fuente: culto.latercera.com

Deja tus comentarios