Yes Future: el primer supermercado 'zero waste' de Barcelona
Inicio » Cultura » Yes Future: el primer supermercado ‘zero waste’ de Barcelona

Cupones


Yes Future: el primer supermercado ‘zero waste’ de Barcelona

Vende a granel y no tiene productos que lleven plástico.

Cepillos de dientes de bambú, dentífricos naturales en botes de vidrio, productos de limpieza doméstica biodegradables y a granel, cápsulas de café reutilizables… Y ni un envase que tirar a la basura. Vinos, kombucha, cerveza artesana, infusiones, y así hasta 500 productos de consumo diario y sin un plástico que les envuelva. El lugar existe, se llama ‘YES FUTURE. Positive Supermarket’ , y es el primer supermercado zero waste de Barcelona.

Sus creadores, Olga Rodríguez y Alejandro Martínez, se enrolaron en esta iniciativa pionera en la ciudad conscientes de la gran cantidad de basura que producimos cada día. Y no les faltaba razón. El mundo genera 3,5 millones de toneladas de plástico y otros residuos sólidos a diario.

En Estados Unidos esto se traduce en 844 kilos por persona y año. En España la cantidad no es tan alta pero también asusta: 440 kilos anuales por habitante (1,2 kilogramos al día). Y un dato más: cada año se producen 500.000 millones de botellas de plástico y en nuestro país el 50% acaba en vertederos.

ZERO WASTE ES EL OBJETIVO

Hay quien ve la solución como una utopía, pero otros desde hace tiempo van dando pequeños pasos conscientes de lo que hay en juego. “Es un movimiento muy amplio – nos explica Olga – y es verdad que se avanza muy poco a poco. Pero cada vez hay más interés y las iniciativas se siguen con más fuerza”. Fenómenos como el de la joven activista Greta Thunberg ayudan a hacer un hueco al medio ambiente entre la agenda de temas de actualidad.

Pero volvamos al supermercado. Volvamos a las lentejas, a los garbanzos, a las tagliatelle con cúrcuma, a los espaguetis de centeno integral, a las infusiones, e incluso a la crema de avellanas y cacao que a todos nos viene a la memoria y que en Yes Future existe en su variante eco. Porque aquí todo lo que hay es así. De producción ecológica, de proximidad, y de proveedores que trabajan a pequeña escala o en cooperativas y que también tienen interés por hacer las cosas un poco mejor.

¿Y esto es más caro? Pues depende de cómo se mire. “El formato de venta a granel no tiene que ser más caro, ya que el proveedor evita empaquetar en pequeñas cantidades, y el supermercado compra en grandes formatos, ahorrando así los costes de envasado que repercuten en el consumidor -, nos explica Olga -. Pero lo que sí hay que poner en valor es el producto. No es lo mismo eco, artesanal y de proximidad que de producción industrial”.

Alejandro da más argumentos. “De entrada, puede ser que productos como el champú parezcan un poco más caros, pero a la práctica, al ser de más calidad, se necesita una cantidad menor que la habitual y nos acaba durando mucho más”.

¿POR DÓNDE EMPEZAMOS?

Para la mayoría, dar el primer paso y cambiar estos hábitos puedes parecer muy complicado. Pero aquí también echan una mano. Olga y Alejando nos cuentan que son muchos los clientes que entran en un primer momento por curiosidad y pidiendo consejo. “Al final muchos de ellos se convierten en expertos y nos explican soluciones o alternativas que han encontrado”.

Algunos traen sus envases de casa, pero aquí también ofrecen muchas opciones para empezar a organizarnos: venden botes de cristal, dispensadores de jabón, recipientes para los detergentes, jaboneras, bolsas de malla para hacer la compra, y hasta una bolsa de algodón orgánico para mantener las verduras frescas en la nevera ¡más de 2 semanas! Una buena solución para reducir el desperdicio alimentario.

De momento están muy contentos por cómo van las cosas y el interés que está mostrando la gente, mientras ellos siguen investigando cada día nuevos productos que puedan incorporar.

Y aunque por ahora no piensan en abrir otras sucursales en la ciudad, sí tienen fecha para su próxima novedad: pasado el verano abrirán tienda online para que más gente pueda dar ese paso.

Fuente: traveler.es

Deja tus comentarios